ADN Girona

TDAH Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad

TDAH Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad

Preguntas más frecuentes sobre el TDAH

¿Qué es el déficit de atención con hiperactividad TDAH?

El Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad (TDAH) es uno de los trastornos más comunes de la infancia y puede continuar a través de la adolescencia y la edad adulta. Los síntomas incluyen dificultad para mantener la concentración y prestar atención, dificultad en el control del comportamiento e hiperactividad (exceso de actividad).

El TDAH presenta tres subtipos

  • Tipo predominantemente con dificultades de atención
  • Tipo predominantemente hiperactivo-impulsivo
  • Combinación de tipo con dificultades de atención e hiperactivo-impulsivo

Predominantemente con dificultades de atención

La mayoría de los síntomas (seis o más) se encuentran en la categoría de falta de atención y menos de seis síntomas de hiperactividad-impulsividad están presentes, aunque la hiperactividad-impulsividad puede estar presente en cierto grado.

Los niños con este subtipo son menos propensos a actuar o tienen dificultades para comportarse bien con otros niños. Pueden sentarse en silencio pero no prestar atención a lo que están haciendo. Por lo tanto, el niño puede pasar desapercibido y los padres y los profesores no darse cuenta de que existe un TDAH.

Combinado hiperactividad-impulsividad y desatención

Seis o más síntomas de falta de atención y seis o más síntomas de hiperactividad-impulsividad están presentes.

La mayoría de niños tiene el tipo combinado de TDAH.

¿Significa tener un TDAH que mi hijo también tendrá problemas de aprendizaje graves?

No necesariamente. Las características del TDAH a menudo significan que los niños pueden tener dificultades en áreas de concentración, falta de atención e impulsividad en el aula que, a la vez, pueden tener un impacto sobre ellos para acceder a sus aprendizajes y educación. El TDAH no es un indicador del nivel de inteligencia de un niño.

A menudo es la falta de capacidad de trabajo “completo” que hay que establecer o las tareas que pueden ser evaluadas para que el profesor pueda discernir su nivel de conocimiento. Aunque el objetivo de las escuelas es satisfacer las necesidades de todos los niños y jóvenes a su cargo, muchas veces no pueden por falta de comprensión y conocimientos sobre los trastornos específicos de salud mental como el TDAH.

¿Mi hijo puede dejar de tener TDAH?

El TDAH es un trastorno de por vida. Hay una disminución de los síntomas a la larga, en particular las señales de hiperactividad, que son menos comunes en la mayoría de adolescentes. Algunas investigaciones sugieren que hasta un 60% de los jóvenes con TDAH tendrá comportamientos impulsivos persistentes y falta de concentración y atención en la edad adulta. Sin una intervención temprana y sin enseñar a los padres, niños y profesionales cómo llevar un TDAH, existe un mayor riesgo de fracaso escolar, problemas de salud mental y problemas de acceso a la educación u ocupación laboral.

¿El TDAH es genético?

Los científicos creen que han identificado la primera evidencia clara de un vínculo genético en el TDAH. Este vínculo genético predispone al niño a un TDAH pero la crianza y los factores ambientales como un entorno positivo en el hogar, la enseñanza de calidad y el acceso a las actividades de desarrollo personales positivas determinarán la gravedad de las características del TDAH del niño.

Existe una gran cantidad de mitos e ignorancia sobre el TDAH. Muchas personas lo asocian con una mala crianza o con malos hábitos alimenticios, pero las últimas investigaciones en la revista médica The Lancet sugieren que en realidad es una condición genética. Investigadores de la universidad de Cardiff estudiaron los genes de 366 niños con TDAH así como los de 1.000 jóvenes sanos, y encontraron que los niños con TDAH tenían más probabilidades de tener duplicaciones de pequeños segmentos de su ADN, o de tener secciones que faltaban.

¿Es seguro dar medicación estimulante al niño?

Hemos mencionado que las características del TDAH son más evidentes en algunos niños que en otros. Muchos niños se benefician enormemente de los medicamentos para el TDAH. En última instancia, la decisión de medicar la toma el pediatra (o especialista) y los padres. Los efectos secundarios pueden variar de un niño al otro. Existe una serie de estudios que analiza los efectos de medicamentos estimulantes para el TDAH a largo término. Las últimas conclusiones indican que los medicamentos solo darán buenos resultados si van acompañados de un seguimiento psicoterapéutico adecuado.

Intervención

  • Intervenciones multimodales con ejercicio físico.
  • Aprendizaje de calidad, estructurado, individualizado y funcional.
  • Apoyo a los familiares.
  • Dar apoyo a la planificación, organización y estructura para reducir la ansiedad.

Enlaces de interés